PRINCIPAL
 
CORREO

 

Antonio J. Cebrián

BIOGRAFÍA

Antonio J. Cebrián

Nací siendo aún pequeño, pero fui creciendo a medida que me hacía mayor. Mi primera afición fue el dibujo y las historietas (todavía no se había inventado la palabra “comic”). Hice algunos cursos de dibujo artístico y de historietas y , cuando ya tenía claro que de mayor quería ser dibujante, la música se cruzó en mi camino -no sé si para bien o para mal- y me pasé los siguientes 15 años intentando convertirme en una estrella del Rock. Durante ese tiempo estudié piano, viola y violín en el conservatorio, compuse mil y un temas y pateé mil y dos escenarios repletos a rebosar de público ausente, el cuál, a pesar de ser escaso (y por tanto minoritario), se dedicaba a mirar con perplejidad y preguntarse por qué no tocábamos la canción del verano.
Por fortuna, mi vida (que seguía tanscurriendo sin contar conmigo) no había ido tan mal: me había hecho Ingeniero Informático, por lo que mi futuro estaba resuelto. como quiera que alguien olvidó notificar esto último al tal futuro, resultó que terminé trabajando como profesor de Teclado en la EMMA.
Tras muchos años de dedicación en cuerpo y alma a la música, por fin el merecido reconocimiento a mi ardua labor se materializó en forma de un esperado y deseado... premio literario (¿¡!?).
La afición literaria fue una vocación tardía pero fructífera. Descubrí con sorpresa que -a diferencia de la música- podía escribir lo que quisiera sin que nadie se acercara a mi silla a decir: “Oye, escríbete uno de Stephen King”. De manera que me dedico entre otras cosas a escribir Ciencia Ficción.
A pesar de los diversos logros y reconocimientos literarios,
concursos ganados y publicación en antologías, no me decido a dar el paso del cuento a la novela (imprescindible para llegar a algo literariamente). La dedicación y constancia que requiere me abruma. Lo tengo ahí aparcado aunque no lo descarto en algún momento del -cada vez más menguante- futuro.

La última adquisición en esta creciente colección de absorbetiempos y pajarización cerebral ha sido la animación "stop motion", que se lleva la palma en la eternización de los proyectos. Tras varios años de trabajo he empezado a colgar vídeos de animación en youtube con una excelente acogida. Ahora tengo en rueda dos canales, uno de animación:

EL PLASTINAUTA

y otro de música:

ANTONIO J. CEBRIÁN

Donde ire colgando lo que el tiempo me permita. Material no me falta, al menos en el apartado musical, treinta años llenando cajones de ideas escritas, grabaciones, arreglos e improvisaciones dan para mucho. Tengo que hacer limpieza y sacar todo lo que valga la pena y colgarlo que se ventile, quizá alguien pueda pasar unos minutos agradables escuchando... Con eso me conformo.
.

 

 

 

 

www.000webhost.com